Transporte mundial de yates

Buscar

Los 10 mejores consejos: cómo elegir la empresa naviera de barcos adecuada

1. Discuta sus requisitos con uno de nuestros representantes de ventas.

Proporcionarnos tantos detalles como sea posible nos ayudará a mover su yate de manera eficiente y profesional. Asegúrese de comprender completamente la oferta, de que cumpla con sus requisitos y de que esté satisfecho con todo lo que incluye. Es posible que descubra que lo más importante para usted es la hora de llegada, así como el coste. Sin embargo, recuerda que más barato no siempre equivale a mejor. Esto es importante, así que no te apresures. Es esencial que tenga todos los datos y cifras a su alcance para poder tomar una decisión informada.

2. Obtenga comparaciones similares

Tus opciones dependerán principalmente del tipo y tamaño de tu yate, su ubicación actual, su destino y, por supuesto, tu presupuesto. Sin embargo, es fundamental comparar las cotizaciones en detalle. ¿Hay algún costo que no se haya tenido en cuenta?

Por ejemplo, debe tener en cuenta los cargos de flete, incluidos los recargos por combustible, cualquier costo adicional de manipulación en los puertos (por ejemplo, ¿todos los traslados desde el camión o el agua hasta el camión o el agua están incluidos o se cotizan por separado?); ¿El precio cotizado incluye los costos de envío, la cobertura del seguro de carga marítima y el despacho de aduanas?

3. Consulte sus opciones: ¿tierra o mar?

Si posee una embarcación relativamente pequeña y la traslada dentro de un país, el transporte por carretera puede ser su mejor opción. Sin embargo, si hay rutas acuáticas disponibles, es posible que prefiera contratar un patrón y una tripulación para que le entreguen el yate. Claramente, el costo de contratar un capitán y una tripulación aumentará cuanto mayor sea la distancia de traslado. También aumentarán los costos de combustible y amarre a lo largo del camino.

Para yates más grandes y para entregas a distancias mayores, se recomienda la entrega por barco de carga, ya que ahorra tiempo, molestias, costos y desgaste del yate a los propietarios.

Al considerar sus opciones de envío, es importante considerar el tamaño y el peso de su embarcación. Es más probable que los buques más pequeños y ligeros sean transportados bajo la cubierta de un buque roll-on roll-off, mientras que es más probable que los buques más grandes y pesados, como los superyates, sean transportados en un buque de carga pesada.

4. Verifique, verifique y verifique sus medidas, y luego verifíquelas nuevamente

Es esencial asegurarse de que las medidas que proporcione a su compañía naviera sean precisas al último centímetro e incluyan cualquier parte de su yate que sobresalga, como pescantes, antenas, arcos de radar, púlpitos, etc. Incluso una simple desviación de 10 cm en la longitud declarada puede generar desafíos, retrasos y cargos adicionales.

Yate en grúa

5. Investigar la reputación de las empresas

La reputación es un indicador revelador de la calidad del servicio que puede esperar. Verifique si la empresa tiene clientes habituales y verifique cuánto tiempo lleva operando. ¿Conoces a alguien que haya trabajado con ellos antes? ¿Qué otros clientes tiene esa empresa, con qué otras empresas trabajan y a qué asociaciones pertenecen? ¿Cómo es su atención al cliente por correo electrónico y por teléfono? ¿Se toman el tiempo para explicarte todos los procesos detalladamente? ¿Tienen reseñas en línea que le hagan dudar o tienen un historial de reclamaciones legales en su contra? En los EE. UU., esta información está ampliamente disponible en línea.

Mire también su infraestructura y asociación que puedan tener con operadores similares en todo el mundo. En el transporte internacional de yates, vale la pena contar con una red global de oficinas y agentes.

6. No tenga miedo de hacer preguntas

Si hay algo que no entiendes del todo, pregunta. Nadie pensará menos de ti, en todo caso, todo lo contrario. Haga tantas preguntas como pueda y asegúrese de que la empresa pueda explicarle todos los planes técnicos y equipos antes de asumir cualquier compromiso.

Además, cuantas más preguntas haga la empresa sobre su yate, mejor. Esto garantiza que elijan la cuna de transporte más adecuada, el equipo de elevación adecuado, etc. El jefe de carga puede ser informado con suficiente antelación sobre qué yate va a cargar; cuanto mejor preparado esté un levantamiento, más rápido y suave será.

7. No tomes atajos

No caiga en la tentación de tomar atajos que muy probablemente crearán problemas más adelante cuya rectificación puede resultar costosa. Por ejemplo, lo más probable es que su propio soporte de almacenamiento no sea adecuado para el transporte en un barco marítimo.

8. Verifique la documentación

Verifique la cobertura de su seguro, ya que es poco probable que su seguro de casco cubra los riesgos durante el transporte en un barco marítimo. Asegúrese también de tener una cobertura adecuada en sus nuevos lugares de crucero. Si contrata un seguro de carga marítima a través de su proveedor de logística, asegúrese de que sea una póliza "Todo riesgo" y de que comprende completamente los riesgos que están excluidos y que conoce el exceso o los deducibles. Las primas más baratas tienden a atraer franquicias/deducibles más altas.

9.Asegúrese de que el servicio ofrecido sea "de extremo a extremo"

¿Qué opinas de la cita? ¿Incluye todo lo que usted solicitó, de principio a fin, para trasladar su yate desde su posición actual hasta su amarre final, sin requerir nada de un tercero que no estuviera incluido en la cotización y plan operativo?

10. Evite daños estando seguro y protegido

Inspeccione su embarcación en busca de daños y tome fotografías para documentar los que ya existan. Al preparar su barco para el transporte, es importante asegurarlo todo, especialmente los artículos sueltos que podrían causar daños durante el viaje. No importa qué tan lejos esté viajando tu barco, debes asegurarlo como si estuviera cruzando un océano.